A Madrid con un Zoe: previo

Bienvenidos todos a lo que será una aventura interesante como mínimo (al menos para mí). Esta es la primera de una serie de entradas donde voy a contar mi viaje desde Arrasate-Mondragón hasta Madrid y vuelta. Aunque estoy seguro de que el viaje en sí dará para hablar un rato, voy a empezar por escribir como he planificado el trayecto.

Antes de seguir leyendo recomiendo echar un vistazo a la entrada sobre cómo se carga el Zoe, ya que de lo contrario muchos de los datos que aparecen aquí os van a sonar a chino. Para los despistados, recuerdo también que mi coche es un Renault Zoe Q210 con un batería de 22kwh que hace en condiciones reales unos 130 kilómetros por carga.

Fase I; buscando cargadores

Para empezar a planificar este colosal viaje lo primero que hago es abrir mi fiel compañero Electromaps. Por si aún no lo sabes, Electromaps es una web en la que los propios usuarios y/o empresas registran los puntos de carga públicos, para tener la información al alcance de cualquiera. Es indispensable para todo usuario de vehículo eléctrico porque permite saber donde y como son los puntos de recarga. Es más, animo a los que todavía no seáis conductores electrificados a entrar en la web y abrir el mapa de puntos de carga; puede que os sorprenda la cantidad de puntos que hay (sobre todo después de oír hasta la saciedad que no hay cargadores en ningún lado).

Ruta Arrasate-Madrid en Electromaps

Una vez abierto el mapa de puntos y teniendo la ruta Madrid-Arrasate en mente, comienzo con la búsqueda. No voy a explicar paso por paso como he encontrado cada punto de carga que necesito; dejaré que trasteéis vosotros con los filtros y el mapa en sí. Solo recordaré que además de la distancia entre puntos hay que tener muy pero que muy en cuenta la elevación. Que yo pueda hacer 130km en llano no me asegura que los pueda hacer subiendo, pero casi me garantiza que los sobrepasaré bajando. Consejo adicional para viajes: cuanto más hinchadas las ruedas, menor fuerza de rozamiento ejercen (priorizando siempre la seguridad).

Ni que decir tiene que todas las paradas serán en cargadores rápidos o mínimo de 22kw. Los puntos donde voy a parar son, por orden de parada:

  • Cargador de Iberdrola del Hotel Jardines de Uleta, en Vitoria
  • Cargador de Cargacoches del Hotel el Molino, cerca de Pancorbo
  • Cargador de IBIL en Repsol, en Burgos
  • Cargadores de EasyCharger, en Area Tudanca (Aranda de Duero)
  • Cargador de Cargacoches del Hotel Venta Juanilla, en Villarejo

Adjunto aquí debajo un documento donde he recopilado información más detallada sobre kilometraje, tiempos de parada, elevación, etc.

Durante todo el trayecto iré recopilando también información sobre velocidades de carga y consumos que publicaré en las entradas venideras. Con esto pretendo terminar de radiografiar por completo un viaje más o menos largo con mi Zoe.

Fase II; mil y una apps

Las cuatro apps de recarga que me acompañarán en este viaje

Como acabáis de ver en la sección anterior, cada cargador es de una madre. Cada empresa de recarga tiene su propia aplicación para el teléfono con la que puedes activar la carga y no, no existe una app para controlarlos a todos. Esto no es el mundo de J.R.R. Tolkien. Así que a la vista de este panorama me toca descargar cuatro aplicaciones diferentes. Por suerte, la de Iberdrola es una de las que más uso para moverme por mi zona y ya la tengo instalada. Además, dispongo también de una tarjeta para activar los cargadores de IBIL sin necesidad de aplicación. Las otras dos han sido muy sencillas de descargar, instalar y registrarme.

Muy posiblemente la gente de Tesla se esté partiendo de risa a estas alturas, pero ser cero emisiones con un presupuesto reducido requiere sacrificios. Por eso aconsejo también planificar algún entretenimiento para las paradas más largas, porque sino se hacen eternas (estar veinte minutos mirando el porcentaje de la batería no es un buen entretenimiento, te lo digo yo, que he llegado a estar tres horas). Por ejemplo, en mi caso, en la primera parada aprovecharé para ir a desayunar a algún cafetería de la zona y en la de Aranda comeré. Además, en esta aventura llevaré a mi pareja como acompañante y me hará muchísimo más amenas las paradas. Tampoco es mala idea llevar un libro o una película, pero sobre todo y lo más importante es que ni se te ocurra ir con prisa. En caso de querer llegar cuanto antes, te dará la sensación de que el coche se está cargando más lento que nunca y entrarás en un bucle de gruñidos, desesperación, y lágrimas.

En próximas entradas contaré con todo lujo de detalles los consumos y datos de todo el trayecto. ¡Nos vemos en Madrid!Para seguir leyendo más sobre este épico viaje pincha aquí.

Un comentario sobre “A Madrid con un Zoe: previo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s